31.7.08

A medias

A medias


Llevamos unos días de calor sofocante, ni siquiera en las alturas de mi casa corre ni una brizna de aire con lo que tejer es en ocasiones misión imposible pero aún así sigo intentando tejer un par de horas al día. Ayer ante la imposibilidad de seguir tejiendo unos calcetines de lana me puse a buscar las madejas de algodón que rondan por el alijo y que ante mi sorpresa son poquísimas. Parece ser que la mayoría de mis compras las hago cuando viajo y como los viajes son principalmente al norte de Europa pues lo único que hago es acumular preciosas madejas de lana 100% tan poco apropiadas por estas latitudes...al menos en verano.
En mi búsqueda llegó el momento en que no pude obviar más el hecho de los múltiples proyectos a medias que escondo en distintos rincones de mi casa. Realmente a medias es un término poco apropiado, para la buena verdad casi todos los proyectos están a falta de rematar o como mucho a falta de tejer unas 15 vueltas. Todo esto me hace pensar la alegría con la que comienzo labor tras labor y la pereza infinita que me produce acabarlas. Haciendo una cuenta rápida tengo: un chal de algodón a falta de diez vueltas, un chal de lana a falta de un grafting (de más de 100 puntos...no digo más), un calcetín al que sólo tengo que rematar la puntera y una chaqueta de invierno con unas mangas a medio tejer (en este caso no tengo ninguna duda de por qué paré...odio coser de ahí que las mangas sigan sin acabar). Con todo esto pensaréis que rápidamente me puse a liquidar cosas pendientes, no? eso hubiera sido lo normal pero de pronto me pareció urgentísimo empezar una bufanda, de algodón eso si, para un amigo que no la necesitará en digamos...los próximos tres meses. En fin que todavía queda verano para enmendarme y si las temperaturas no bajan no me quedará más remedio que encender el aire acondicionado dos horas al día para tejer.

Etiquetas: , ,

12 Comments:

Anonymous eirene said...

uffffffff así creo yo q somos tod@s a los q nos gusta tejer, miles de proyectos q cuando los empiezas te entusiasman, en cuanto vas por la mitad te entra la ansiedad d querer ver como nos quedarán y el final q es la pereza pura,así q no te preocupes yo tb tengo un montón de proyectos por acabar y lo peor es q los voy metiendo en bolsas q acumilo por todos lados jaja

9:12 p. m.  
Blogger Alex said...

A mí también me pasa, creo que Gatuca lo llamaba "terminitis", jeje, mira que antes me gustaba coser, pero me da una pereza en la lana, y no te quiero ni contar el grafting, que cada vez que lo hago lo tengo que hacer siguiendo un dvd de Katia...

9:19 p. m.  
Blogger Gaby said...

Creo que todas las tejedoras sufrimos de "startitis" aguda :)
A mi me pasa, que cuando el proyecto comienza a tornarse lento, pierdo el interés; y como tu, a veces faltan pocos detalles y la abandono durante semanas; será la "terminitis" :)

11:16 p. m.  
Blogger maya said...

Y yo sintiendome culpable al recordar las palabras de mi madre que me decia:
Arrancada de caballo y parada de burro viejo.
Nada, nada, que lo nuestro es clinico, terminitis o startitis. Un consuelo oye. O al menos el saber que no soy yo sola. ;)

12:34 a. m.  
Blogger Os Tartarouchos said...

Pues creo que lo mío es peor, que me emociono, compro una lana específica para un proyecto específico y cuando tengo que montar los puntos un par de veces porque no me salen las cuentas me paso a otra cosa... así que los tuyos a medio terminar y los míos a medio empezar...

10:39 a. m.  
Blogger naty said...

Jajaja, que gracioso, bueno yo tejo hace muy poco y ya voy acumulando cosas jajaja, yo lo atribuyo a falta de tiempo pero la verdad es que empiezo emocionadisima porque el proyecto es lindo, lugo me pongo a navegar veo otro y quiero hacerlo, empiezo otro y así el circulo vicioso jajaja tambien me ha pasado lo de comprar lana para algo y luego como no me gusta como queda la guardo para otro proyecto y a buscar otra para el elegido, buu pero quiero ver cosas acabadas :( sino me desespero jajaja, al parecer la terminitis ya es epidemia mundial.:P

1:21 a. m.  
Blogger Lolita Blahnik said...

Pues a mi me agobia tanto tener proyectos a medias... de verdad que intento no empezar demasiadas cosas a la vez. Ahora tengo a medias una rebeca a falta de mangas, unos pomatomus ( que se me hacen eterrrrnos) y un pequeño proyecto sorpresa con el que ya no puedo mas. Solo con esto y ya estoy "jarta"

2:27 a. m.  
Anonymous Pioggia said...

Oh, qué fortaleza. Yo soy débil y este verano ya van dos días que enciendo el aire acondicionado. Y eso que por acá no hacen los calores que hay en España.

5:34 a. m.  
Blogger fifilota said...

vaya... veo que el síndrome de terminitis es generalizado... yo me consuelo pensando que tampoco me pienso estresar en mis aficiones, asi que, nada... seguiré escondiendo las labores inacabadas... ¡¡ya llegará el momento en que me vuelva a apetecer tejerlas!!

9:33 a. m.  
Blogger Gusito said...

¡¡¡¡Vaya!!!! ¡¡¡No estoy sola!!!!
A mi pasa como a vosotras, empiezo una labor me entusiasmo, y como vea que va lenta la dejo, y otra cosa que a veces me pasa es cuando está casi terminada como no me convenza la deshago, esto me pasa sobretodo con los jerseys de bebe.
Ahora en verano no he cogido las agujas para nada, cuando pase el calor tengo muchos proyectos, entre otros poner el blog un poco en orden y hacer algo con el montón de lanas que hay por casa.
Un abrazo. Mercedes

5:50 a. m.  
Blogger anita said...

yo lo que hago no empiezo nada sin haber terminado lo qeu tengo en las agujas primero, soy incapaz de tener varias prendas pendientes de acabar, como los libros, no puedo leer diferentes libros a la vez

7:45 p. m.  
Blogger Pilar said...

No sabes como te entiendo. Hace poco me impuse una norma. Si quiero empezar algo nuevo debo primero acabar algo antiguo. Preparo la bolsa con el proyecto que quiero empezar, patron, lanas, agujas, etc. Y lo aparco bien a la vista, como la zanahoria delante del burro. De momento funciona. He conseguido acabar el bendito Muir. Que patron mas aburrido por diorrrr!!!

9:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home