21.6.06

Fragmentos



Llevo mucho tiempo queriendo poner algún fragmento del libro Una habitación propia de Virginia Woolf, pero me resulta extremadamente difícil porque si me descuido copiaría capítulos enteros. Así que todo el mundo queda avisado de la posible extensión de este post....
Este libro fue escrito en 1928, pero si una no lo sabe, si cambia apenas un par de nombres propios y los sustituye por otros contemporáneos, pasaría por un texto actual. Esto, por desgracia, dice muy poco a nuestro favor; bien es cierto que se ha avanzado muchísimo, que han ocurrido grandes cambios pero en el fondo eso no es del todo cierto.

Pero me había sentido furiosa porque él estaba furioso. Y, sin embargo, parecía
absurdo, pensé hojeando el periódico de la noche, que un hombre con semejante
poder estuviese furioso. ¿O a caso la cólera, me pregunté, es el duendecillo
familiar, el ayudante del poder? Los ricos, por ejemplo, a menudo están furiosos
porque sospechan que los pobres quieren apoderarse de sus riquezas. Los
profesores o patriarcas, para darles un nombre más exacto, quizás estén en parte
furiosos por este motivo; pero en parte lo están por otro, que se advierte en la
superficie pero de un modo menos evidente. Posiblemente, no estaban "furiosos"
en absoluto; sin duda, más de uno era en sus relaciones privadas un hombre capaz
de adiración, leal, ejemplar. Posiblemente, cuando el profesor insistía con
demasiado énfasis sobre la inferioridad de las mujeres, no era la inferioridad
de éstas lo que le preocupaba, sino su propia superioridad.

...

Durante todos estos siglos, las mujeres han sido espejos dotatos del mágico y
delicioso poder de reflejar una silueta del hombre de tamaño doble del natural.
Sin este poder, la tierra sin duda seguiría siendo pantano y selva. Las glorias
de todas nuestras guerras serían desconocidas [...] Los Superhombres y Dedos del
Destino nunca habrían existido. El Zar y el Káiser nunca hubieran llevado
coronas o las hubieran perdido. Sea cual fuere su uso en las sociedades
civilizadas, los espejos son imprescindibles para toda acción violenta o
heróica. Por eso, tanto Napoleón como Mussolini insisten tan marcadamente en la
inferioridad de las mujeres, ya que si ellas no fueran inferiores, ellos
cesarían de agrandarse[...] Y también así se entiende mejor por qué a los
hombres les intranquilizan tanto las críticas de las mujeres; por qué las
mujeres no les pueden decir este libro es malo, este cuadro es flojo o lo que
sea sin causar mucho más dolor y provocar mucha más cólera de los que causaría y
provocaría un hombre que hiciera la misma crítica. Porque si ellas se ponen a
decir la verdad, la imagen del espejo encoge; la robustez del hombre ante la
vida disminuye.

fragmentos, libros, mujer


12 Comments:

Blogger Démonée said...

Qué grandes palabras, Virginia, y encima tejía!

12:15 p. m.  
Blogger Lía said...

Si, una gran mujer ;)

12:19 p. m.  
Blogger Gaby said...

Cuánta sabiduría.. Gracias por poner el fragmento, Lía; me gusta leer algo así al comenzar el día :)

2:54 p. m.  
Blogger ammortus said...

Lía sin querer me has dado una respuesta que busco hace días, refuerza mis creencias y me da ánimos para seguir luchando, por que no me causa vergüenza decirlo: tanta fuerza que lleva una dentro en ocasiones espanta, hace que te paralices. Misterioso poder el nuestro, alimenta a otros y nos descalifica a nosotras..
Me encantó....voy a buscarlo para leerlo entero,
gracias por compartirlo!

4:07 p. m.  
Blogger Lulú triunfa en Hollywood said...

En una capítulo de los Simpsons, si no me equivoco cuando Marge participaba en un concurso de cocina, ella suspira: "Cuando Virginia Woolf dijo que cada mujer tenía su habitación propia, se debe haber referido a la cocina, aaaah".
Exploté, literalmente. Si hubiese estado tomando agua, la tiro por la nariz.

(Psss, excelente el texto de Get Crafty. Me dieron ganas de pararme y ordenar mi pieza a fondo. De momento solo voy en las ganas. En fin. Cool)

10:33 p. m.  
Blogger Verito said...

me ganó Lulú... gracias por el link de getcrafty...

7:15 a. m.  
Blogger Victoria said...

Real y terriblemente actual. Esta Virginia si que sabía lo que se traía entre manos (aparte de la lana).....

9:31 a. m.  
Blogger Lía said...

A riesgo de ser pesada os sigo recomendando este libro, sólo me fastidia no haberlo leído mucho antes!
Lulú, los Simpson es que son muy ácidos...desde luego saben pegar donde duele ;P

9:59 a. m.  
Anonymous Cannnela said...

Me lo compré pensando que era una lectura "ligera" de la Woolf y es uno de mis libros de cabecera.
No se si te lo habrás leído, pero te recomiendo Londres, es una delicia.

8:52 p. m.  
Blogger Lía said...

Cannela, Londres todavía no le he leído, lo tengo pendiente a ver si este verano con las tardes libres tengo un poco más de tiempo. Qué ganas de pasar las tardes tirada en el sofá leyendo tranquilamente ;)

8:59 p. m.  
Anonymous Salu said...

Bueno ya tengo otro pendiente para leer pero éste irá dentrás de Doris Lessing. Yo ya he encontrado mi habitación propia aquí con vosotras, me estáis enseñando mucho,gracias.

10:23 a. m.  
Blogger Lía said...

Salu, gracias a tí, y a todas, por participar...si no la habitación estaría vacía ;)

10:57 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home